Apocalipsis, Rufino Tamayo (1889 – 1901)

tamayoRufino Tamayo, uno de los artistas mexicanos más representativos de la pintura mexicana del siglo XX, nació en el año de 1899, y a lo largo de su vida, se destacó por sus impresionantes trabajos en el movimiento muralista. A pesar de los deseos de sus padres de que fuera sacerdote y músico, Rufino decidió tomar el camino de la pintura, ámbito en el cual, fue galardonado y homenajeado por ser uno de los artistas más importantes de la historia mexicana, junto con Diego Rivera.

En 1926, a la edad de 27 años, realizó su primera exposición pública y al mismo tiempo tuvo a su mando cargos administrativos. Entre las características principales de la obra de Rufino Tamayo, destacan los murales, que tienen un toque indígena y político, además de la pintura de caballete, caracterizado por el uso de naturaleza muerta. Entre sus toques a la pintura podemos encontrar la saturación de abstracción y geometrismo, los colores más utilizados por el pintor fueron el azul, rojo, verde, rosa y blanco.

Su extensa obra puede ser admirada en diversos lugares de nuestro país, entre los que destacan: el mural El Día y la Noche (1964), en el Museo Nacional de Antropología e Historia; Hippy en blanco (1972) en el Museo de Arte Moderno, Dos Mujeres (1981) en el Museo Rufino Tamayo, y, por supuesto el mural Nacimiento de nuestra nacionalidad (1952) en el Palacio de Bellas Artes.

tamayo

Además de su importante legado como pintor, se le puede atribuir la manera de enriquecer la cultura en nuestro país, siendo fundador de dos museos: Museo de Arte Prehispánico Rufino Tamayo en Oaxaca y el Museo Tamayo de Arte Contemporáneo en la Ciudad de México.

Actualmente, el Museo Nacional de Arte MUNAL, cuenta con una exposición de este gran pintor de nuestro país, Apocalipsis, Rufino Tamayo (1889 – 1901); colección considerada como la serie de pinturas más representativas de la obra de Tamayo a lo largo de su vida.

apocalipsisSegún fuentes históricas, la colección, que consta de 15 obras, fue realizada entre finales de los años cincuenta y principios de los ochenta por Rufino Tamayo para una importante editorial francesa, con el fin de ilustrar el Apocalipsis de San Juan, un libro editado y lanzado al mercado como parte de una colección completa de libros ilustrados por artistas contemporáneos. Es importante mencionar que esta colección es parte del acervo del MUNAL, en la cual, a través de una serie de litografías, el autor intentaba retratar el apocalipsis, pasaje bíblico según San Juan, teniéndolo como elemento protagonista de sus obras.

Cargada de elementos simbólicos, el pintor buscaba que el observador tuviera su propia interpretación de las obras, sin reflejar como tal al dogma religioso; dejando al arte como un medio de expresión, además de personal, espiritual. Once de las litografías se encuentran en un formato de 33×25 cm, y las cuatro restantes de 33×50.

Esta exposición, inició desde el 18 de Septiembre del año pasado, se encuentra en la calle de Tacuba 8 en la Delegación Cuauhtémoc del Distrito Federal y podrás visitarla hasta el 31 de Marzo del 2013.

Sin duda, es una de las mejores opciones para salir de tu casa este fin de semana, y pasar un rato agradable con tu familia, viendo la increíble obra de este artista.

apocalipsis apocalipsis

Todo lo referente al arte y sus derivados lo puedes encontrar en nuestros miles de títulos de nuestra tienda en línea.

Acerca de este escritor: Julieta